Gastos de envío gratis a partir de 35€

En el mundo de la ortopedia, las ortesis han revolucionado la forma en que se tratan diferentes afecciones musculoesqueléticas del cuerpo. Se tratan de unos productos increíbles que sirven para dar apoyo, alineación y estabilidad a las personas y así mejorar su calidad de vida.

Como verás en el siguiente artículo, el uso de una ortesis puede recomendarlo un profesional de la salud, como un médico ortopedista o un fisioterapeuta. Estos expertos evalúan las necesidades del paciente y determinan el tipo de ortesis más adecuado para su condición. 

Vamos a explorar a continuación qué función hace exactamente una ortesis, por qué es un producto capaz de proteger la salud, cómo consigue ayudar a mantener la movilidad y estabilidad del cuerpo, y por qué podrías necesitar una para rendir al máximo todos los días. 

En primer lugar, ¿qué es una ortesis?

Una ortesis es un producto de ortopedia diseñado para corregir o mejorar la función de una parte del cuerpo afectada por una lesión, deformidad o discapacidad. Puedes entender la ortesis como una herramienta típica de rehabilitaciones físicas para mantener la movilidad.

Esta herramienta se puede ver externamente y está diseñada para modificar la estructura o la función de la columna vertebral, así como las extremidades superiores o inferiores, y otras áreas del cuerpo. Normalmente la ortesis está hecha de plástico, metal, tela o cuero.

Su función es proporcionar apoyo, corrección y protección a una parte del cuerpo que presenta cambios estructurales o que tiene problemas para mantenerse fija. Las ortesis se pueden usar por un tiempo o de forma permanente, según las necesidades de cada uno.

Veamos ahora los diferentes tipos de ortesis que existen y que están diseñadas específicamente para distintas partes del cuerpo. Te adelantamos desde ya que hay ortensis diseñadas, por ejemplo, para las manos y los brazos o para las piernas y los pies.

Estos son los 5 tipos de ortesis que se utilizan

Como veníamos diciéndote, existen diferentes tipos de ortesis, cada una diseñada para tratar una parte específica del cuerpo. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

1. La ortesis para la extremidad superior

Estas ortesis se usan para tratar problemas en los brazos, manos y hombros. Por ejemplo, pueden ayudar a corregir deformidades, aliviar el dolor o mejorar la función de estas áreas. ¿Te suenan las férulas para muñeca? Pues son un tipo de ortesis para la extremidad superior.

2. La ortesis para la extremidad inferior

La ortesis para la extremidad inferior trata problemas en las piernas, rodillas, tobillos y pies. Su fin es mejorar la estabilidad y corregir la alineación y la movilidad en personas con discapacidades o lesiones. Las plantillas ortopédicas son una ortesis para áreas inferiores.

3. La ortesis para la columna vertebral

Estas ortesis se utilizan para corregir problemas en la columna vertebral, como la escoliosis. Por ejemplo, son herramientas que ayudan a corregir la postura, aliviar el dolor y dar soporte a la columna. Un tipo de ortesis para la columna vertebral son las fajas lumbares para espalda.

4. La ortesis para la cabeza y el cuello

Las ortesis para la cabeza y el cuello se usan para tratar lesiones o deformidades. Ayudan a mantener la cabeza en una posición adecuada, aliviar el dolor o facilitar la recuperación después de una lesión. Los collares cervicales son un tipo de ortesis para la cabeza y el cuello.

5. La ortesis para el tronco y el torso

Las ortesis para el tronco y el torso se usan para tratar problemas en el área del tronco, como la región abdominal o pélvica. Estas ortesis mejoran la estabilidad, alivian el dolor y corrigen la postura. Un tipo de ortesis para el tronco y el torso son los cinturones abdominales.

¿Para qué se pueden usar las ortesis?

Si te preguntas todos los usos generales que se le pueden dar a las ortesis, basta con que sepas que se utilizan en una amplia variedad de situaciones y condiciones médicas. En este artículo te vamos a hablar de algunos de los usos más comunes en la rehabilitación física:

    • Corrección de una área del cuerpo después de una lesión o cirugía. A veces, las ortesis inmovilizan una parte del cuerpo, como los yesos o las férulas, para ayudar a proteger la zona afectada y permiten que se produzca una adecuada recuperación.
    • Corrección de deformidades o alineación incorrecta de las articulaciones. Por ejemplo, en el caso de las plantillas ortopédicas, estas ortesis mantienen una alineación adecuada y ayudan  a prevenir problemas adicionales que puedan empeorar en el futuro.
  • Apoyo y estabilidad en personas con debilidad muscular o problemas de equilibrio. Las ortesis pueden brindar soporte y estabilidad a una articulación o grupo de articulaciones, como las rodilleras o las tobilleras. Esto es especialmente útil en personas con lesiones articulares o enfermedades degenerativas, por ejemplo.
  • Alivio del dolor y mejora de la función en personas con enfermedades crónicas. Algunas ortesis, como las coderas, proporcionan alivio y aportan compresión y apoyo para poder ayudar a reducir la inflamación y facilitar la recuperación en breve.
  • Ayuda en el proceso de desarrollo en niños con problemas de movilidad o postura. Por ejemplo, niños que tienen parálisis cerebral, trastornos neuromusculares o lesiones ortopédicas que no les permiten desarrollarse bien necesitan ortesis.

Es importante señalar que el uso de una ortesis debe venir siempre recomendado y supervisado por un especialista en ortopedia o en rehabilitación física. Ten en cuenta que cada caso es único y, por eso, requiere una atención y tratamiento que sean individualizados.

Conclusiones sobre la importancia de una ortesis

Las ortesis son productos de ortopedia diseñados para corregir o mejorar la función de una parte del cuerpo afectada por una lesión, deformidad o discapacidad. Hay diferentes tipos de ortesis para tratar áreas específicas del cuerpo, como la extremidad superior o los pies

Estas herramientas médicas se usan en una amplia variedad de situaciones y condiciones, y su uso debe ser siempre recomendado y supervisado por un especialista en rehabilitación física. La ortesis ayuda a los pacientes a mantener su movilidad, mejorando así su calidad de vida.

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Wishlist 0
Continue Shopping