Gastos de envío gratis a partir de 35€

La gripe es una enfermedad respiratoria aguda, originada por el virus de la influenza A y B. Afecta a nariz, garganta y pulmones y, al tratarse de una infección viral, tiene una alta capacidad de transmisión.

 

¿Cómo se contagia la gripe?

 

El virus de la gripe sucede en oleadas, durante los meses de noviembre a marzo, se presenta en forma de epidemia con gran capacidad de mutación y cada año aparecen nuevos virus gripales, distintos a los del año anterior.

Aunque la gripe es una enfermedad autolimitada y leve, que suele durar menos de una semana, puede agravarse y ser muy peligrosa en personas con enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, inmunodeficientes, ancianos, menores de 5 años de edad, obesos y mujeres embarazadas o que se encuentren en las primeras dos semanas del postparto.

Al tratarse de una infección viral, la gripe es altamente contagiosa y se transmite de persona enferma a persona sana a través de las gotitas infectadas que viajan por el aire, cuando una persona enferma estornuda, tose o habla. Estas gotitas infectadas también pueden aterrizar sobre objetos o superficies, contagiando a personas sanas, cuando estas se tocan ojos, nariz o boca con las manos infectadas.

 

Gripe, síntomas

 

Los síntomas de la gripe aparecen repentinamente, siendo transmisibles desde un día antes de su aparición hasta siete días después de haber comenzado. Los más comunes son:

  • Debilidad.
  • Dolor de cabeza, músculos, garganta y ojos.
  • Escalofríos.
  • Fiebre de hasta 41º.
  • Goteo nasal.
  • Sudoración.
  • Tos persistente.

Normalmente, los síntomas generales de gripe mejoran durante las primeras 72 horas. Pero, los síntomas respiratorios pueden empeorar durante este tiempo. Aunque la gripe es una enfermedad leve, existen síntomas de alarma que indican la necesidad de acudir al médico de inmediato, pues podría complicarse y derivar en bronquitis, brotes asmáticos, neumonía bacteriana  o problemas de corazón, entre otros.

En adultos:

  • Afecciones anteriores que empeoran.
  • Convulsiones.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de pecho.
  • Dolores musculares intensos.
  • Mareos permanentes.

En niños:

  • Afecciones anteriores que empeoran.
  • Convulsiones.
  • Deshidratación.
  • Dolor muscular intenso.
  • Dolor de pecho.
  • Labios azulados.
  • Problemas para respirar.

 

Diferencias con el resfriado o la covid-19

 

Tanto la gripe como el resfriado o la covid-19, son enfermedades respiratorias con síntomas muy similares, razón por la que es tan complicado distinguirlas. Todas son el resultado de una infección viral (virus) altamente contagiosa, pero la más transmisible de las tres es la covid-19.

Para diferenciarlas, fijémonos en sus síntomas y veremos pequeñas diferencias:

  • Los síntomas que, con mayor probabilidad, diferenciarán un resfriado de una gripe o la covid-19, son: fiebre, escalofríos y estornudos. En un resfriado, escalofríos y fiebre raramente aparecen, o son muy leves. Con gripe o covid-19, los estornudos raramente aparecerán.
  • Otro de los síntomas diferenciales es la pérdida del gusto y el olfato. En la gripe y el resfriado, tan solo sucede como resultado de la congestión nasal, en la covid-19 se da al inicio de la sintomatología, cuando no hay presencia de goteo nasal.

En la mayoría de las ocasiones, la única manera de saber qué enfermedad hemos contraído es a través de una prueba de detección de virus.

 

Tratamiento de la gripe

 

Tan solo hay un tratamiento realmente efectivo para evitar contagiarnos de gripe: la vacunación anual que, aunque varía dependiendo de cada comunidad autónoma, suele realizarse entre los meses de septiembre y octubre; pues, como dijimos, la gripe tiene gran capacidad para mutar de un año al siguiente. El resto de tratamientos para la gripe son medidas orientadas a aliviar sus síntomas.

Por regla general, las recomendaciones de los profesionales sanitarios para paliar los síntomas de la gripe, son las mismas que para tratar los síntomas del resfriado. Aunque, si presentamos una infección grave, con una gripe podrían recetarnos medicamentos antivirales.

Lo mismo pasa con las medidas de prevención de la gripe, que también coinciden con las recomendadas para evitar contraer un resfriado común:

  • Alejarnos de multitudes o personas susceptibles de estar contagiadas.
  • Lavarnos las manos regularmente, con agua y jabón.
  • Cubrirnos la boca al toser o estornudar.
  • Desinfectar objetos y superficies.
  • Si estamos infectados, quedarnos en casa.

 

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Wishlist 0
Continue Shopping