Gastos de envío gratis a partir de 35€

Los antioxidantes, un término que escuchamos con frecuencia, juegan un papel crucial en nuestra salud y bienestar. En este artículo, exploraremos qué son los antioxidantes, qué aportan a nuestro organismo y los diferentes tipos disponibles en el mercado.

 

¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son compuestos químicos presentes en alimentos y suplementos que ayudan a proteger nuestras células contra el daño causado por los radicales libres. Los radicales libres son moléculas inestables que pueden dañar nuestras células, provocando enfermedades y acelerando el proceso de envejecimiento. Los antioxidantes trabajan contrarrestando estos efectos negativos.

Los antioxidantes tienen múltiples beneficios para la salud. Algunos de los más destacados incluyen:

  • Protección contra el envejecimiento prematuro: los radicales libres pueden dañar el colágeno de la piel, lo que resulta en arrugas y envejecimiento prematuro. Los antioxidantes, como la vitamina C y la vitamina E, ayudan a mantener la piel joven y saludable.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico: una dieta rica en antioxidantes puede fortalecer tu sistema inmunológico, lo que te hace menos propenso a enfermedades e infecciones.
  • Reducción del riesgo de enfermedades crónicas: investigaciones sugieren que los antioxidantes pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.
  • Mejora de la salud ocular: algunos antioxidantes, como la luteína y la zeaxantina, son esenciales para mantener una buena salud ocular y prevenir enfermedades como la degeneración macular.

 

Tipos de antioxidantes

 

Existen varios tipos de antioxidantes, cada uno con su propia función y beneficios:

  • Vitamina C: es uno de los más conocidos. Ayuda a proteger las células y tejidos del cuerpo, estimula la producción de colágeno y fortalece el sistema inmunológico. Los cítricos, fresas y kiwis son ricos en vitamina C.
  • Vitamina E: la vitamina E protege las membranas celulares y contribuye a una piel saludable. Encontramos esta vitamina en aceites vegetales, semillas y frutos secos.
  • Vitamina A: es un ingrediente muy importante para la salud ocular y la piel, que nos aportan alimentos como las espinacas y las zanahorias.
  • Selenio: es un mineral que actúa como antioxidante, protegiendo el ADN y las membranas celulares. Se encuentra en nueces, pescado y carnes magras.
  • Flavonoides: son antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras de colores vivos, como los arándanos y las manzanas. Ayudan a combatir el daño celular y reducen el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Coenzima Q10: este antioxidante es esencial para la producción de energía en las células y se encuentra en alimentos como carne de res y pescado. También podemos adquirirla en forma de suplementos.

 

Recuerda que, para aprovechar al máximo los beneficios de los antioxidantes, es importante incluir una variedad de alimentos ricos en estos compuestos en tu dieta. Además, los suplementos antioxidantes de calidad pueden ser una opción si no obtienes suficientes antioxidantes a través de tu alimentación diaria.

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Wishlist 0
Continue Shopping